WhatsApp 673 369 092

Vendimia 

Vendimia

La elaboración del vino ha existido durante miles de años. No es solo un arte sino también una ciencia. La elaboración del vino es un proceso natural que requiere poca intervención humana, pero cada fabricante de vino guía el proceso a través de diferentes técnicas. En general, hay cinco componentes básicos del proceso de elaboración del vino: cosecha, trituración y prensado, fermentación, clarificación y envejecimiento y embotellado.


Mostrando 1 - 44 de 44 items
Mostrando 1 - 44 de 44 items

Vendimia, todo un arte

Los viñedos son un determinante crítico en los vinos del producto final para cada cosecha. La ubicación, el clima, el terreno, los suelos, las vides y los portainjertos del viñedo, los sistemas de riego y el control de plagas controlan todos los factores en el producto final de una manera u otra. La exposición al sol y el tiempo en la vid juegan un papel clave en el desarrollo de la uva y en los niveles específicos de azúcar.

La elaboración del vino comienza con la cosecha anual de uva y se puede lograr ya sea mediante un equipo de cosecha mecánica o una cosecha manual. La cosecha a mano permite una selección más precisa y, a menudo, protege mejor el contenido de jugo de uva de la oxidación debido a los pellejos dañados. Las cosechadoras mecánicas ofrecen un proceso más eficiente, a menudo rentable, y son adecuadas para viñedos grandes que se encuentran en una parcela plana de tierra. El tipo de cosecha, la recolección manual, las cosechadoras mecánicas o una combinación de ambas, está influenciada en gran medida por los objetivos finales de estilo de vino del enólogo y por el presupuesto.

Proceso de elaboración del vino

Cosecha

La cosecha es el primer paso en el proceso de elaboración del vino y una parte importante para garantizar un vino delicioso. Las uvas son las únicas frutas que tienen los ácidos, ésteres y taninos necesarios para elaborar un vino natural y estable. Los taninos son elementos de textura que hacen que el vino se seque y agregue amargura y astringencia al vino.

El momento en que se recogen las uvas determina la acidez, la dulzura y el sabor del vino. Determinar cuándo cosechar requiere un toque de ciencia junto con una degustación a la antigua. La acidez y la dulzura de las uvas deben estar en perfecto equilibrio, pero la cosecha también depende en gran medida del clima.

La recolección se puede realizar a mano o mecánicamente. Muchos fabricantes de vino prefieren cosechar a mano porque la cosecha mecánica puede ser difícil para las uvas y el viñedo. Una vez que las uvas se llevan a la bodega, se clasifican en racimos y se eliminan las uvas podridas o que no están maduras.

Trituración y prensado

Después de que las uvas se clasifican, están listas para ser despalilladas y trituradas. Durante muchos años, hombres y mujeres hicieron esto manualmente pisando las uvas con sus pies. Hoy en día, la mayoría de los fabricantes de vino realizan esto mecánicamente. Las prensas mecánicas pisotean o pisan las uvas en lo que se llama mosto. El mosto es simplemente jugo de uva recién prensado que contiene las pieles, las semillas y los sólidos. El prensado mecánico ha traído una gran ganancia sanitaria, así como un aumento de la longevidad y la calidad del vino.

Para el vino blanco, el fabricante de vino aplastará y presionará las uvas rápidamente para separar el jugo de las pieles, semillas y sólidos. Esto es para evitar que el color y los taninos no deseados se filtren en el vino. El vino tinto, por otro lado, se deja en contacto con las pieles para adquirir sabor, color y taninos adicionales.

Fermentación

Después de triturar y prensar, entra en juego la fermentación. El mosto (o jugo) puede comenzar a fermentar naturalmente en 6 a 12 horas cuando se ayuda con levaduras silvestres en el aire. Sin embargo, muchos fabricantes de vino intervienen y agregan una levadura cultivada comercial para asegurar la consistencia y predecir el resultado final.

La fermentación continúa hasta que todo el azúcar se convierte en alcohol y se produce vino seco. Para crear un vino dulce, los fabricantes de vino a veces detienen el proceso antes de que se convierta todo el azúcar. La fermentación puede llevar de 10 días a un mes o más.

Aclaración


Una vez que se completa la fermentación, comienza la clarificación. La aclaración es el proceso mediante el cual se eliminan los sólidos, como las células muertas de levadura, los taninos y las proteínas. El vino se transfiere o se "atasca" en un recipiente diferente, como un barril de roble o un tanque de acero inoxidable. El vino puede ser clarificado a través de la clarificación o filtración.

La clarificación ocurre cuando se agregan sustancias al vino para aclararlo. Por ejemplo, un fabricante de vino puede agregar una sustancia como la arcilla a la que se adherirán las partículas no deseadas. Esto los forzará al fondo del tanque. La filtración se produce mediante el uso de un filtro para capturar las partículas más grandes en el vino. El vino clarificado se coloca en otro recipiente y se prepara para embotellarlo o para envejecer en el futuro.

Envejecimiento y Embotellamiento


Envejecimiento y embotellado es la etapa final del proceso de elaboración del vino. Un fabricante de vinos tiene dos opciones: embotellar el vino de inmediato o darle un envejecimiento adicional. El envejecimiento adicional se puede hacer en botellas, tanques de acero inoxidable o barricas de roble. Envejecer el vino en barricas de roble producirá un vino más suave, redondo y con sabor a vainilla. También aumenta la exposición del vino al oxígeno mientras envejece, lo que disminuye el tanino y ayuda a que el vino alcance su fructificación óptima. Los tanques de acero son comúnmente utilizados para vinos blancos sabrosos.

Después del envejecimiento, los vinos se embotellan con tapón de corcho o con tapón de rosca, según las preferencias del fabricante.

En Garden Center Ejea vas a encontrar todo aquello que necesitas, si algo no encuentras puedes ponerte en contacto con nosotros, quizás podemos ayudarte.