Bulbos y rizomas 

Bulbos y rizomas

Venta de bulbos, tubérculos, rizomas, cormos y otro tipo de tallos subterráneos para su plantación en zonas ajardinadas o macetas.

No hay nada mejor que llevarte un trozo de naturaleza a tu hogar. Es por ello que nuestra gran colección de bulbos y rizomas cuentan con las condiciones óptimas para sembrarse. Entre la selección de calidad podrás encontrar calas, jacintos, narcisos, tulipanes, gladiolos, dalias, etcétera. ¡Ideal para combinar con otras plantas y conseguir un magnífico jardín!


por página
Mostrando 1 - 45 de 233 items
Mostrando 1 - 45 de 233 items

Los bulbos, plantados individualmente, pueden ser anuales, bienales o perennes, producen una amplia variedad de flores y follaje. Los bulbos funcionan maravillosamente en macizos de flores o recipientes, y se pueden usar para acentuar otras plantas o hacer una declaración sorprendente cuando se agrupan. La información de cada bulbo lo ayudará a conocer la zona de resistencia, los requisitos de sol o sombra, otras características especiales y sugerencias de plantación.

Tipos de bulbos y rizomas

Según la estructura de almacenamiento, las plantas bulbosas se clasifican en cornos, tubérculos, bulbos y rizomas.

  • Bulbos: es una planta de tallo subterráneo, donde suelen acumularse los nutrientes y cuya forma es similar a una bola aplanada o disco. Aquí encontrarás los más populares que es el tulipán y el narciso.
  • Cornos: es un bulbo subterráneo con tallo, hoja y raíces, que gracias a sus características se torna perenne.
  • Tubérculos: el tronco es subterráneo, o bien, de una raíz que se desarrolla y comienza a ensancharse donde se acumulan los nutrientes de reserva de la planta.
  • Rizomas: es un tallo que funciona como raíz y suele tener una forma cilíndrica. Crece en la parte de arriba del suelo o subterráneo. Entre las especies más sobresalientes encontrarás el lirio y la cala.

Comprar bulbos y rizomas online

En nuestra tienda online te presentamos una gran selección de bulbos y rizomas para elegir el mejor.

  • Amarilis: planta bulbosa de fácil cultivo que responde bien a la mayoría de ambientes.
  • Calas: planta que crece directamente de un rizoma subterráneo y requiere de cuidados concretos.
  • Jacintos: planta bulbosa de gran fragancia que emana de sus flores, siendo excelente para cultivar en macetas o jardineras. Encontrarás las más sobresalientes como la Jacinto Delfts Blue y Jacinto Jan Bos.
  • Tulipanes: Planta bulbosa de cuidados especiales y mucha dedicación. Entre las principales especies está el Tulipan Flaming Flag, Tulipan Purple Prince y Tulipan Stresa.
  • Narcisos: planta bulbosa de cuidados sencillos que requiere de un clima cálido y buena luz.
  • Cannas: planta rizomatosa que suele emplearse en el jardín para formar grupos aislados. Las hay en una gran gama de colores.
  • Dalias: planta bulbosa de larga floración, suele encontrarse de varias formas, tamaños y colores.
  • Gladiolos: planta bulbosa que es fácil de cultivar y se adapta a varios tipos de suelo.
  • Hostas: planta bulbosa que se aconseja cultivar en macetas para evitar la presencia de plagas. Dentro de las variedades de hostas podemos encontrar la Hosta Hacyon y la Hosta Patriot.
  • Iris: planta que puede ser rizomatosa o bulbosa, aunque esta última se usa más como flor cortada.
  • Peonias: plantas que tienen un breve período de floración. Sin embargo, se usa para producir flores y como planta de jardín.
  • Lilium: planta de bulbo escamoso que suele ubicarse en lugares soleados y protegida del viento.